Dieta disociada fácil

Dieta disociada Fácil
Dieta disociada Fácil

Dieta disociada fácil no mezclar determinados alimentos, concretamente las proteínas con los carbohidratos. Los carbohidratos son los que mas calorías aportan al organismo. Si los mezclamos con proteína se absorben más rápidamente y se transforman directamente en grasa. Nos van a engordar y van a hacer que la digestión sea más pesada.



De esa manera existe una disminución en la ingesta de calorías y una distribución más lógica de nutrientes, dependiendo de las necesidades energéticas y pudiendo llegar a alcanzar el peso ideal sin hambre, y con una digestión adecuada.

¿EN QUE CONSISTE LA DIETA DISOCIADA?

La dieta disociada consiste en separar y no comer nunca en la misma comida las proteínas con los carbohidratos.




No se puede mezclar nunca las proteínas con los carbohidratos. Por ejemplo no se puede comer carne con patatas. Si esto lo hacemos eventualmente no pasa nada, pero de diario no; de diario hay que disociar los hidratos de carbono con la proteína.




LA DIETA DISOCIADA SE DIVIDE EN 5 GRUPOS DE ALIMENTOS

1. Frutas:

Frutas dulces, albaricoque, cereza, granada, papaya, pera, melón, chirimoya, plátanos, Frutas ácidas o semi-ácidas -todos los cítricos, kiwi, piña, uvas, fresas.

2. Hortalizas:

Algas y hongos, lechugas, espinacas, acelgas, brócoli, apio, alcachofa, zanahoria, tomate, pepino, algas, setas, champiñones.

3. Aceites y grasas:

Aceite de oliva, girasol, nueces, y el resto de frutos secos y desecados.

4. Carbohidratos:

Cereales, trigo, arroz, maíz, harinas y pastas, legumbres y germinados, garbanzos, lentejas, alubias- y tubérculos, patatas.

5. Proteínas:

Carnes, pescados, mariscos, productos lácteos, huevos, soja y derivados.



ALIMENTOS QUE NO SE DEBEN DE MECLAR EN LA DIETA DISOCIADA FÁCIL

No se deben de mezclar los alimentos ricos en proteínas, como la carne, pescado, huevos, o lácteos con los carbohidratos, como los cereales y harinas, o legumbres.

No mezclar los carbohidratos entre sí, como por ejemplo las legumbres con las patatas.

Las legumbres y hortalizas se pueden mezclar con todos los alimentos, excepto con la fruta.

No mezclar grasas provenientes de aceites o frutos secos con proteínas; se deben de cocinar los alimentos hervidos, al horno, o al plancha sin aceite, evitando los alimentos fritos.

Las frutas no se mezclan con otros alimentos, se deben de tomar solas, ni tampoco mezcladas entre sí, frutas ácidas con frutas dulces.

Las nueces no se mezclan con ningún alimento, especialmente con proteínas.

Se sustituye el azúcar por educorante, como la stevia.

Se deben de eliminar de la dieta cualquier tipo de refresco y alcohol.




CÓMO REPARTIR LOS ALIMENTOS

En un principio, se puede comer lo que se quiera en cada comida; es una dieta donde no se pasa hambre. Una vez que se alcance el peso ideal, y si se quiere mantener, se debe de llevar un registro de las cantidades ingeridas y realizar ejercicio físico moderado todos los días.

Las comidas se reparten en cinco tomas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

La fruta se toma en el almuerzo o en la merienda, siempre sola.

Las nueces se toman por separado, en el almuerzo o la merienda, pero nunca con la fruta.

Los carbohidratos se toman sólo en el desayuno y el almuerzo.

Las proteínas se toman solo en la cena.




MENÚ DIETA DISOCIADA

A lo largo del día para iniciar se recomienda consumir 2,5 litros de agua.

para empezar el presentamos un menú tentativo para iniciar la dieta

Desayuno

leche desnatada (1 vaso) con una selección de cereales;
un yogur bajo en grasa y un café

Almuerzo

un puñado de frutas cítricas (naranjas o pomelo)
una fruta de tu elección (por ejemplo una pera, una manzana, dos albaricoques o un par de trozos de piña)

Comida: elige una

una porción de carbohidratos (como un plato de pasta o arroz de aproximadamente 80 g) y una ensalada o una porción de vegetales salteados. Una porción de proteína de 150 g (ej. pollo o pescado) y una ensalada o porción de vegetales salteados.

Merienda

un puñado de frutas cítricas (por ejemplo naranjas o pomelo)
una fruta de tu elección (por ejemplo una pera, una manzana, dos albaricoques o un par de trozos de piña). vegetales mezclados (por ejemplo zanahorias)

Cena

una porción de proteína de 150-200 g (elige entre carne, pescado o huevos) y una ensalada o porción de vegetales salteados. una porción de carne fría (por ejemplo 50 g de jamón) y una ensalada o porción de vegetales salteados. Una sopa de vegetales (como alcachofas y patatas) y una ensalada o porción de vegetales salteados. Una porción de carbohidratos de 50 g y una una ensalada o porción de vegetales salteados.




VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA DIETA DISOCIADA

Al igual que la mayoría de dietas, la dieta disociada también puede tener efectos secundarios, puede ser útil en la pérdida de peso pero en muchos casos puede ser contraproducente.

Ventajas

El mayor beneficio de esta dieta consiste en que mejora la digestión y ayuda a la pérdida de peso. La combinación de alimentos hace que se reduzcan las toxinas derivadas de la fermentación de los alimentos en los intestinos y ayuda a eliminar la grasa del abdomen causada frecuentemente por la hinchazón intestinal.

La pérdida de peso ocurre lentamente, por lo que no se considera una dieta de pérdida rápida de grasa, y esto definitivamente es una ventaja para el cuerpo ya que los expertos siempre recomiendan perder peso de forma lenta para no causar estrés a nuestro cuerpo.

Esta dieta es particularmente beneficiosa para la gastritis debido a su método de dividir los alimentos según su categoría de digestión.

Desventajas

Por si misma, la dieta disociada es una dieta inofensiva y no tiene ningún efecto secundario particular, y dentro de lo que cabe puede decirse que funciona en algunos aspectos como la regulación de la digestión.

Los posibles peligros pueden resultar del hecho de que esta dieta indica ciertas cantidades de alimentos que en algunos casos significa consumo excesivo de proteína, lo cual causa problemas para el hígado y los riñones, ya que el exceso de proteína sobrecarga estos 2 órganos que se encargan de la eliminación de desechos.

Tampoco es útil combatiendo la celulitis, ya que el consumo de carbohidratos en los primeros días o comidas incrementaría el nivel de insulina de manera excesiva, favoreciendo a la acumulación de grasa y como consecuencia, celulitis.

Para evitar complicaciones y efectos secundarios, no deberías seguir esta dieta “por tu cuenta”, lo ideal es consultarlo con un experto.

Esta dieta tampoco es recomendada para niños porque podría comprometer o desacelerar su crecimiento. Esta dieta se basa muchas veces en bajas calorías, por lo que sería muy probable que el niño no obtenga todos los nutrientes que necesita para el crecimiento.

Por esta misma razón no es recomendada durante el embarazo. Ni durante la menopausia ya que los cambios hormonales que ocurren durante este periodo necesitan una dieta balanceada con todos los nutrientes necesarios, especialmente de productos lácteos que aporten los requerimientos de calcio necesarios.

Es absolutamente no recomendable para personas que sufren de diabetes ya que esta dieta interrumpe el suministro de glucosa a la sangre y la terapia de insulina.




Si te gustó esta dieta compratela con tus amigos o comenta, gracias por apoyar nuestro trabajo de ayudar a las personas a mejorar su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.